miércoles, 16 de noviembre de 2016

¿Qué preferirías...? -Especial Series-


Los compañeros de RecapBlog, a los que por cierto os recomiendo seguir, han propuesto un curioso test seriéfilo llamado "¿Qué preferirías...?", y yo ni corto ni perezoso me dispongo a hacerlo. A ver qué sale de esto...

¿Qué preferirías; que cancelasen tu serie favorita sin darle un final o que la alarguen tanto que acabe siendo una porquería inmunda que no puedas soportar?

Uf...empezamos fuerte, ¿eh? A ver, me frustra mucho más, aunque sea raro, que una serie acabe inconclusa, me jode mucho y hace mella en mi corazón seriéfilo. Así que iré de sufridor #SufroComoCaye y diré que prefiero que se alargue pero que TERMINE, aunque acabe siendo una mierda como ocurre actualmente con #PLL

¿Qué preferirías; rever todas las series que más te gustan sin poder ver ninguna nueva o poder ver series nuevas pero nunca rever ni un sólo episodio?

Esta me resulta más sencilla, ya que nunca suelo revisitar series que ya he visto, con contada excepciones (Lost, Verónica Mars...), así que me decanto por ir viendo series nuevas, que al fin y al cabo es lo que hago.

¿Qué preferirías; que el resto de tu vida tu Internet fuese tan mal que los capítulos se te cortasen cada minuto o que el audio esté para siempre desincronizado?

Uf joder... qué maldad perversa escondida en una sóla pregunta. Pues llevo MUY mal lo del audio atemporal, pero llevo MUCHO peor lo de que se trabe (aunque diré que no veo nada online, ya que suelo recurrir a Netflix o a Torrents). Me inclino por los audios dessincronizados, así me dé una úlcera...

¿Qué preferirías; tener el armario de Channel (‘Scream Queens‘) o el de Madison Montgomery (‘American Horror Story: Coven‘)?

El de Channel, por afinidad a la serie más que nada. Ser una Oberlin siempre te da pasta, y si no me gusta algo de lo de Chanel siempre puedo quemarlo y comprarme otras cosas, bitches

¿Qué preferirías; que tu ‘ship‘ nunca se hiciese ‘OTP‘ o que se hagan ‘OTP‘ durante 10 maravillosos capítulos y entonces uno de los  dos muera?

¡He visto Fringe, sé lo que es sufrir por una OTP! Soy un sufridor y me gusta que las parejas sufran y no sean repentinas y hala, a ser felices. Así que...que nunca se hagan OTP, me encanta el rollo de sufridor. Total, creo que lo paso "menos peor" viendo como nunca estarán juntos que viéndolos maravillosamente unidos para que luego uno la palme.

¿Qué preferirías; que tu némesis fuese Blair Waldorf (‘Gossip Girl‘) o Serena Van Der Woodsen (‘Gossip Girl‘)

El petardeo de Blair es MUY superior al de la malograda Serena. Me decanto por Blair, me encantaría tenerla de enemiga, podría ser fuckinly epic.

¿Qué preferirías; que ‘Supernatural‘ hubiese terminado en la temporada 5 o que dure 20 más pero le den el final perfecto?

No sigo esta serie, pero parece que a la CW le funciona, así que no me molesta en la parrilla.

¿Qué preferirías; que todas las series que te gusten acaben siendo un sueño de Antonio Resines o que las cancelen sin darles un final?

Un sueño sería un final, y me pequeño TOC seriéfilo de finales inconclusos quedarían curado. Lo de no darles finales, INSISTO, lo odio. Un final abierto bien, ahora, abrir tramas en último momento lo llevo muy malamente.

¿Qué preferirías; volver a ver por primera vez tu serie favorita o poder vivir en ella? (Puede que la respuesta obvia parezca vivir en ella pero no si tu serie es una en la que los personajes sufran mucho).

Ver por primera vez mi serie favo. A ver, molaría mucho vivir en cualquiera de ellas, pero las que veo suelen implicar mueres, drama y esas cosas. Y vivir en una comedia acabaría por rayarme, me quedo en mi casita revisitando amnésico perdido mi primera vez.

¿Qué preferirías; acordarte de absolutamente todos los detalles de las series o poder olvidarlas completamente tras un año y así volver a empezar?

Obviamente, olvidarme de todo. ¡Cuántos spoilers no me hubiera comido, cuántos momentos sorpresa volvería a vivir! El motivo de que no revea muchas series es precisamente que suelo acordarme de lo importante, así que mejor olvidar y empezar. Mi particular día de la marmota.

¿Qué preferirías; ser el protagonista de tu serie favorita o su mejor amigo?

Esta pregunta es perturbadora. Pero a ver, siendo el prota, tengo visos de acabar herido, muerto, llorando o...cosas peores. Pero claro, siendo su mejor amigo... no sé...Next

¿Qué preferirías; que ”Netflix and chill” se utilizase de forma literal o como es ahora?

Está perfecto como es ahora. Siempre es una invitación a algo muy divertido, y no sólo ver series es divertido, y a veces incluso es sustitutivo del sexo. Sí, mejor las series, ¿verdad? En cualquier caso, siempre podemos Netflix y chill uno detrás de otro, ¿eh?

¿Qué preferirías; formar parte del equipo de Annalisse Keating (‘How to get away with murder‘) sin caerle bien a nadie o tener un romance con alguno pero que este muera?

Mira, que le den, un romance con alguno de ellos, y luego que la palme. Es egoísta, pero.. ¿les habéis visto? OMG!

¿Qué preferirías; ser Raven (‘That’s so Raven‘) o Lizzie (‘Lizzie McGuire‘)?

No por ser racista ni nada, pero nunca sentí especial predilección por la serie Raven, así que simplemente por nostalgia diría Lizzie. 

¿Qué preferirías; que volviesen a emitir en la televisión todas tus series favoritas o no volver a pagar nunca más por Netflix?

A ver, Netflix no es especialmente caro, pero la televisión tiene el esclavismo de los horarios, y Netflix no, así que me decanto por la libertad y variedad que ofrece la plataforma digital.

¡Esto es todo, gente! Os invito a vosotros mismos a realizar el test, pero antes, me gustaría concretar esta invitación en ciertas personitas que supongo leerán esto. A @maria__58 porque sé que va a sufrir pero se lo va a pasar teti con el test y a @Mike_Lightwood porque me consta que es seriéfilo también y estaría bien ver sus respuestas en vídeo. ¡Ah, y al compi de @visionado, por supuesto!


Read more...

lunes, 31 de octubre de 2016

Black Mirror, reflejos de un desconcertante futuro.


Gracias a la existencia de Netflix, muchas series están reviviendo en forma de remake, otras están conociendo una segunda edad dorada y algunas otras están siendo salvadas de la quema que otras cadenas tenían previsto.

Es el caso de Black Mirror, serie que hoy nos ocupa, que Netflix no sólo ha rescatado, sino que ha aumentado el número de episodios (serán 12 divididos en 2 tandas) y el presupuesto de producción. En la plataforma ya tenéis disponibles los seis primeros y aquí me tenéis a mí dispuesto a diseccionarlos uno por uno contándoos mis impresiones. ¿Echamos una mirada al espejo del futuro?



3x01 Nosedive

Imaginad que el futuro ya no se rige por el dinero o por el estatus social, sino por la influencia que tengas sobre todas las personas que te rodean. Imaginad también que todo lo que hagas en la vida está condenado a ser puntuado y juzgado por el resto de personas y que, si tu valor numérico (sí, reducimos la vida humana a una simple cifra) baja de cierta cantidad serás considerado un paria social y deberás vivir prácticamente en el ostracismo.

Nosedive juega de una forma increíble con este concepto y me atrevería a pensar que es una extensión hiperbolizada de lo que hoy se conoce como "influencers". ¿Y si todos lo fuéramos y estuviéramos obligados a fingir una vida feliz y maravillosa tan sólo para que los demás nos miren bien?

A nivel técnico, es sin duda uno de los episodios más dificultosos y bien realizados de la temporada. El mundo futuro creado por Rashida Jones (sí, ella está involucrada en el guión) y Mike Schur resulta convincente y tremendamente imaginativo. Es un episodio que nos hace reflexionar sobre lo que estamos haciendo y el mal uso que se le puede dar a la información y a no tener ninguna privacidad. Su broche de oro lo pone esa escena final magistramente interpretada por Bryce Dallas en la que no sabemos si reír, llorar, sentir pena o verguenza ajena.
A mí gusto, uno de los mejores episodios de esta primera mitad y uno de los que más invita a pensar y a detenerse un momento. Este futuro no lo veo tan imposible...

8/10



3x02 Playtest

En una serie como Black Mirror, los videojuegos y la tecnología tienen cabida de las más diversas formas. En este episodio, nuestro protagonista es un trotamundos libre apasionado de los videojuegos que, un mal día, descubre que ha perdido todo el dinero del que disponía en su cuenta. Su solución inmediata pasa por encontrar trabajo y rápidamente encuentra uno: hacer de cobaya experimental en la salida de un nuevo videojuego de realidad virtual. Lo que él no se espera es lo realista que puede llegar a ser todo...

Este capítulo podría proyectarse perfectamente como una buenísima película de suspense con los videojuegos como telón de fondo. Su guionista ha jugado un poco a hacer un Inception (Origen) y dejar al espectador con la boca abierta al ver el final del episodio. Resulta confuso por momentos, pero juega muy bien con las palabras y las imágenes y tan sólo cuando veas el último segundo de "Playtest" descubrirás la impactante verdad que se escondía detrás de todo.
Maravilloso cuando Black Mirror juega con nosotros y nos lleva por donde quiere. Echaba de menos esa esencia. Muy bueno.

8/10



3x03 Shut Up and Dance

El protagonista, magistralmente interpretado por Alex Lawthe, es un joven bastante tímido que trabaja de limpiador en una hamburguesería y cuya vida parece de lo más apática. Un día, mientras se pone frente a su ordenador para "darse una alegría", descubre que nada más terminar recibe un extraño mensaje a su móvil "invitándole amablemente" a seguir una serie de instrucciones si no quiere que el vídeo de su onanismo rule por todos sus contactos. El chico entra en pánico y decide obedecer a este convincente extraño, entrando en una espiral de locura que le llevará a...

Hasta aquí puedo leer. Es quizá uno de los capítulos más inquietantes de todo Black Mirror. Lo que empieza como algo aparentemente inofensivo enseguida aumenta exponencialmente hasta llegar a situaciones de lo más turbias. Es el episodio más lineal de lo que llevamos, pero desde luego deja una huella imborrable en el espectador. Más de uno empezará a abusar menos de las cámaras web tras ver este capítulo. Simplemente espectacular. Y sí, también cuenta con un dato inesperado al final que os dejará con la boca abierta.

8.50/10



3x04  San Junipero

El episodio aclamado de la temporada. Nos cuenta la historia de... bueno, la verdad es que resulta difícil narrar la trama de este episodio sin que algo resulte demasiado revelador.
Dejémoslo en que es una peculiar historia de amor en la que se tratan con acierto temas tan variados como la muerte, el más allá, la eutanasia, la idealización de la vida y la identidad personal.
Es un episodio que, a priori, puede parecer muy normalito, pero enseguida da ese giro en el que todo empieza a cobrar sentido y nos deja con el corazón en un puño en más de una ocasión.
Conceptualmente, uno de los episodios más brillantes de Black Mirror, y es que hasta las historias de amor son peculiares en esta serie.

8/10



3x05 Men Against Fire

¿Cómo serían las guerras del futuro? Esa es la premisa básica de este episodio, en donde la tecnología ha avanzado tanto que las armas resultan de lo más peculiar. Por si fuera poco, tenemos una extraña invasión de criaturas violentas que no parecen querer nada bueno... ¿qué verdad se oculta detrás?

Tampoco puedo revelar mucho sin fastidiaros el episodio. A mí juicio el más flojo de lo que llevamos de temporada. Se me ha hecho un pelín largo y lento, pero incluso en Black Mirror el capítulo más flojete supera a la media de la televisión actual.
Mi problema con Men Against Fire, aparte de su ritmo, es que hasta que llega el giro pasa demasiado tiempo, y aunque lo que se plantea resulta sumamente interesante, también me ha resultado lo más peregrino de toda la temporada. Es una realidad que aún no vislumbro tanto como otras que sí resultan más cercanas.

6.50/10



3x06 Hated in the Nation

Imaginad que, con un simple hagstag con el título #DeathTo pudiéramos eliminar a esos políticos o famosos que tan mal nos caen y que hacen del país un lugar peor y menos seguro. Pues esa es la premisa detrás de este último episodio de la mitad de temporada.

Sin embargo, esto es Black Mirror y aquí hasta lo más aparentemente sencillo esconde un turbio secreto en el que se mezclarán la tecnología, intereses políticos y un toque de thriller de lo más extraño pero efectivo que jamás he visto.

Es también el episodio más largo de todos, con una duración de hora y media, que bien podría ser proyectado en cines como una película y de seguro se llevaría algún premio. Arranca un poco lento, pero cuando coge ritmo es un "in crescendo" brutal hasta que termina, con un final por cierto que deja un poco descolocado y que nos invita a teorizar. Así es como nos gusta Black Mirror.

¡Es todo de momento, tendremos que esperar unos meses para ver la otra mitad que falta! Por lo pronto, os invito a descubrir esta pedazo de serie desde el inicio si no la conocéis y al resto os invito a comentar vuestras impresiones sobre estos episodios en los comentarios! ¡Nos leemos!

Read more...

viernes, 28 de octubre de 2016

Devious Maids, el mayor "guilty pleasure" televisivo.



Pongámonos en situación. Ha habido un asesinato en Beverly Hills (sí, el barrio de los ricachones que tanto conocemos televisivamente). Una criada llamada Flora ha sido brutalmente asesinada en la casa de los Powell, una pareja adinerada y bastante estirada.

Este acontecimiento causa revuelo entre los amigos y vecinos y entre las criadas que trabajan para algunos de estos adinerados. Sin embargo, una de ellas no es quien dice ser. Marisol Suárez se hace pasar por una criada más para investigar sobre el asesinato… ¿qué intenciones oculta?

Esto que os acabo de relatar (así un poco por encima y por debajo) es la base que asienta la primera temporada de Devious Maids, serie creada por Eva Longoria y que bebe indudablemente de fuentes como Mujeres Desesperadas (no, señores, esto no es plagio, se está influyendo a sí misma).

Sin embargo, a pesar de las posibles similitudes que podamos encontrar, Devious Maids sigue una tónica distinta y se ha sabido hacer a sí misma. No os dejéis llevar por las apariencias, estamos ante un gran divertimento televisivo, uno de esos llamados “guilty pleasures”. ¿Y por qué lo es?
Para empezar, el pilar fundamente de esta son, obviamente, las cuatro criadas protagonistas, a las que resulta imposible no querer.


Tenemos a Rosie, ingenua y apocada, enamorada del hombre para el que friega y limpia. Tiene problemas con el idioma inglés aún, y protagoniza algunas de las confusiones lingüísticas más hilarantes del panorama televisivo. Risas garantizadas. 

Continuemos con Carmen, una diva, enamorada de la ropa y las cosas caras. Odia trabajar como criada y se esfuerza al máximo por vaguear a tope. Su verdadero sueño es triunfar en la música, pero claro… hay que pagar las facturas mientras tanto. Uno de mis personajes favoritos de la serie, es divina ella y todo lo que hace es fabuloso. Aporte generalmente el toque cómico, más que nada porque a la pobre mujer le pasa de todo.


Por otro lado, tenemos a Zoila, la mayor de todas, segura de sí misma y un poco la “madre” del grupo. Trabaja para una adorable señora mayor operada hasta las trancas (Genevieve) con quien mantiene una relación de amistad a pesar de trabajar para ella. La serie no sería lo mismo sin Zoila. Es la más seria y cuerda de todas, pero eso no quita que también tenga algunos momentazos impagables. Mi segunda favorita.

Finalmente, tenemos a Marisol, la criada infiltrada que se terminará haciendo amiga y confidente de nuestras tres criadas anteriores. Es la base que sustenta la primera temporada y la que, al menos en dicha temporada, tiene un papel más misterioso y dramático.

Ahora bien, dicho esto… ¿por qué la fórmula de Devious Maids funciona?
Para empezar, tenemos detrás a Eva Longoria, que suele acertar a la hora de crear telenovelas “a su manera” (si olvidamos la serie del mismo nombre que no duró ni dos telediarios). Sabe cómo enganchar al espectador con su coctel televisivo de misterio más comedia más drama más hombres y mujeres explosivamente atractivos/as. Y funciona, os aseguro que funciona.
Los episodios se os pasarán volando, el círculo de sospechosos está bien plantado y el elenco al completo resulta una maravilla.

Resulta agradable que haya series que no se tomen muy en serie(o) a sí mismas pero que tampoco engañen al espectador. Devious Maids es lo que es y lo sabe, un culebrón de proporciones épicas con un humor muy personal y un estilo muy marcado.
No pretende ser otra cosa, no juega a ser seria (un saludo a Pretty Little Liars), no se esconde. Y por eso la amamos.

Eso sí, aviso a navegantes, los guionistas son muy aficionados a eso de plantar cliffhangers al final de cada temporada, y la serie ha sido cancelada con tres temporadas a sus espaldas. ¿Con esto qué quiero decir? Pues nada más y nada menos que al final de la tercera os vais a quedar con un palmo de narices.

Pese a esto, insisto en que vale la pena verla, os prometo que pasaréis un muy buen rato. Ideal para relejarse, distraerse y dejar que el tiempo pase volando.

Read more...

martes, 25 de octubre de 2016

Class, o cómo hacer buen sci-fi adolescente.



No podía resistirme a hacer una pequeña entrada sobre este reciente estreno de la BBC, mismo canal que emite Sherlock, por cierto.

Class supone una grata sorpresa en el mundo seriéfilo que tenía que cumplir ciertas expectativas, aunque sólo fuese por ser una serie spin-off de Doctor Who.
Antes de que descartéis ver Class por este dato, tranquilos, os puedo decir que yo no he visto jamás al Doctor y he disfrutado muchísimo con los dos episodios emitidos hasta ahora de Class.

¿Y de qué va esta serie? Así, grosso modo, y sin hacer spoilers, lo cual no resulta fácil, de un grupo de jóvenes que asisten a la Academia Coal Hill, un instituto normal y corriente que tiene la mala suerte de posser una grieta interdimensional por la que se cuelan todo tipo de criaturas y series con objetivos de lo más diverso.
La cosa se pone aún más interesante cuando algunos de los jóvenes (y profesores) de la Academia no son quienes dicen ser y ocultan un gran secreto.

A estas alturas, muchos os preguntaréis, ¿otra serie de ciencia ficción con adolescentes? Pues sí...y no.
Class aporta cierta frescura a este género tan manoseado ya aportando elementos que la hacen muy interesante: en primer lugar, los personajes resultan muy frescos, naturales, y todos convencen, sin ser prototipos andantes. En segundo lugar, los diálogos son muy reales, ágiles y, para deleite del espectador, están cargandos de referencias a la cultura pop que a buen seguro os harán esbozar alguna sonrisilla al sentiros muy identificados. Y finalmente, a nivel técnico la serie cumple expectativas, con efectos especiales a la altura, criaturas de lo más variado y situaciones que se resuelven de formas muy poco tópicas. No siempre matar y destruir es la mejor opción.


Punto positivo también para Class por burlarse con sutileza y maestría de las situaciones propias de los adolescentes, usando la ironía de la mejor forma posible y no tratando a los adolescentes como idiotas, sino como personas con problemas y preocupaciones (gracias, por Dios, gracias).

Así pues, los dos episodios de estreno de Class me han dejado un muy buen sabor de boca y os la recomiendo a todos encarecidamente. Y si necesitáis un empujoncito, os dejo un dato: Steven Moffat, co-creador de Sherlock, está involucrado como productor ejecutivo, por lo que podéis esperar cierto estándar de calidad.

¡Animaos a entrar en esta particular Academia!

Read more...

viernes, 21 de octubre de 2016

Nintendo Switch, el "cambio" de la gran N



Por fin, se terminaron los rumores, especulaciones, dimes y diretes. Nintendo, sorpresivamente en el mismo día, ha anunciado su nueva consola en un breve tráiler de poco más de tres minutos. Sin tiempos de espera, algo que ha creado un inmenso hype en un corto espacio de tiempo. ¿La ventaja? No tuvimos que esperar y aguantar aún más comentarios sobre qué podría ser o no.

Finalmente, parte de las filtraciones tenían razón en cuanto al diseño de la consola y respecto al hecho de ser un híbrido entre doméstica y portátil. No es de extrañar que tuvieran razón, ha habido tantas filtraciones que, aunque solo fuera por estadística, alguna debía acertar.

La pregunta es... ¿ha convencido Nintendo Switch (aún me cuesta acostumbrarme al nombre, llevo tanto tiempo con NX...)?
Pues como suele pasar en TODA presentación de nuevo sistema, sí y no.
A mí modo de ver, la consola no supone exactamente una revolución en el mundo videojueguil (aunque seamos sinceros, a estas alturas es difícil) como en su día fue Wii, pero sí supone un paso adelante en la dirección correcta por parte de Nintendo, eliminando mandos extraños (ejem, hola Wii U) y centrándose en presentar el producto, un producto que elimina cualquier vestigio de nomenclatura Wii pasando a un ser un sencillo y efectista Switch. Uno de los fallos precisamente que se le achachó, no sin razón, a Wii U, fue el no saber comunicar qué era la consola, y el tener parte del espíritu Wii no ayudó precisamente a venderla como un nuevo sistema, y no como una versión mejorada de su predecesora.

Sin embargo, con Switch todo esto desaparece. En ese tráiler hemos podido ver con claridad qué nos presenta la consola y decidir, desde ya, si nos atrae o no el concepto.
¿Y qué es el concepto? Pues como yo la llamo, es la Lego-consola, donde montas y desmontas piezas para adaptarte a tus necesidades. ¿Quieres jugar sólo en casa? Perfecto, déjala como está. ¿Sales a la calle y deseas continuar tu partida? Coge la pantalla y desacopla los dos laterales que actúan de mando (o de mandos, mejor dicho, ya que se pueden dividir a su vez en dos para jugar con alguien más).
Switch parece ser lo que WiiU debió haber sido y nunca fue.

En este artículo no voy a hablar de especificaciones técnicas, ya no sólo porque no las sabemos sino porque, honestamente, me da igual, la verdad. Y si a alguien le importan, pues bien, pero yo ya conozco a Nintendo, la compañía donde prima el concepto y la jugabilidad sobre el músculo técnico. Con esto no quiero decir que si la consola es gráficamente mala me vaya a dar igual, pero veo venir que será, como mucho, levemente superior a PS4 y XBox One, y con el futuro lanzamiento de Pro y Scorpio volverá a quedar desfasada en lo técnico. Y Nintendo lo sabe, y por eso no es su lucha, por eso juega en otra liga, con sus propios ritmos y otro tipo de conceptualidad.

Vamos, pues, a lo más importante, ¡los juegos! A mí si me quieres vender un sistema no me convencerás con tecnicismos y 4K sino con juegos y contenidos. Pues hemos podido ver algo más del nuevo Zelda, que cada vez que lo veo pinta mejor (aunque jugaré en Wii U) y hemos vislumbrado lo que parecen ser más posibles títulos futuribles, a saber:
-Un posible nuevo Splatoon, que se rumorea que no será más que un port con novedades a NX. Mi parte esperanzada desea que sea una secuela y no una remodelación con añadidos. Habrá que esperar.
-Un posible Mario Kart 9, que también se comenta que será una especie de 8.5, con algunos añadidos y mejores gráficos.
Me voy a parar aquí para comentar una cosa: si la táctica de Nintendo es que el catálogo inicial de la consola se base en portear juegos de Wii U añadiéndoles cosillas extra, va mal. Me parece una táctica errónea, que sólo demostraría que realmente no tienen nada preparado. Por el momento, me mantengo escéptico, deseando que no sean más que demos técnicas y no representen nada más que eso.
-También vimos, y este parece ir más en serio, un nuevo Mario en 3D (POR FIN) y por lo que parece, de un jugador. La idea del multi de 3D World fue genial, sí, pero algunos queremos este tipo de jugabilidad solitaria.
-También se pudieron ver imágenes de Skyrim o un juego de baloncesto. A juzgar por esto y la lista de compañías que están involucradas en Switch, parece que no se cometerá el mismo error que con Wii U, pero esto no es cómo empieza, sino cómo se desarolla.

Por el momento, el concepto me atrae, pero faltan MUCHAS cosas por conocer de Switch para ver si realmente es lo que promete. Eso sí, desde luego que tengo muy claro que no la compraré de salida. Prefiero esperar, contemplar y luego decidir.

Read more...

miércoles, 19 de octubre de 2016

-Impresiones Demo Pokémon Sol y Luna-


El día ha llegado. Bueno, al menos uno de los días. Pese a que aún falta un mes para el lanzamiento oficial de la nueva entrega de Pokémon, Nintendo ha tenido a bien ofrecernos un pequeño aperitivo en forma de demo con una historia exclusiva y algunos regalitos para los fans. ¿La analizamos?

Lo primero que me llamó la atención en lo personal no es el cambio gráfico que hay (y de perspectiva), sino el apartado sonoro. Muchas de las melodías originales de la saga ahora han obtenido un riff con toques tropicales que le sientan de maravilla y ayudan a sumergirse más aún en el ambiente isleño. Me he quedado maravillado en particular con las melodías y sonidos en los combates, al subir de nivel y al capturar un Pokémon.

Sin embargo, ésta no es la única novedad en cuanto al lavado de cara de los juegos, ya que visualmente, pese a contar con el mismo motor gráfico que X e Y, ha sido remodelado un poco y ha ganado en detalle y vivacidad. El mundo parece más vivo que nunca y la cámara, ahora cambiante y situada siempre cerca de nuestro personaje, hace que todo se sienta mucho más en "primera persona" que nunca. Si tuviera que poner una pequeña pega, a título muy personal, es que me había habituado al enfoque cenital de los primeros juegos y ya se me hizo raro en X e Y, imaginaos ahora con cambios de cámara según el momento.
Pese a todo, insisto en que esto es una queja muy particular mía y uno se acaba acostumbrando sin mayores problemas.

En cuanto a la interfaz del juego, no sólo resulta mucho más intuitiva y visual que nunca, sino que le han implementado pequeños detalles que harán la vida más cómoda al entrenador. Uno de los más sutiles pero que más se agradece es el uso del botón Y directamente desde la pantalla para lanzar una Pokéball sin necesidad de andar moviéndose por todo el menú. Un añadido que debió haberse pensado antes pero en fin, más vale tarde que nunca.

Por otro lado, un aspecto ligeramente polémico en cuanto a los menús en los combates, es el hecho de que nos indican si nuestros ataques resultan o no eficaces ante nuestro rival. Algunos esgrimen que esto es innecesario ya que casualiza la saga y otros defienden que es un añadido sin más, que los verdaderos entrenadores de toda la vida se saben la tabla de tipos. Soy partidiario de lo segundo, creo que no hace daño a nadie y a veces incluso los fans más acérrimos dudamos acerca de ciertos tipos por lo que resulta bastante acertado.
Por otro lado, podemos ver qué hace la habilidad de nuestro Pokémon durante el combate sin andar yendo nuevamente a los menús.

En general, el lavado de cara y los minúsculos detalles permiten que todo sea mucho más intuitivo, cómodo y manejable para el jugador.

La demo nos ofrece, sin entrar en spoilers (para eso ya están las webs y los malditos data miners) unas pocas misiones exclusivas que nos permiten ver algunas de las novedades presentes en Sol y Luna como el Pokévisor, los movimientos Z y algún que otro secretillo con peluca rubia.
Resulta breve, pero disfrutable, deja con buen sabor de boca y deja con ganas más, amén de que nos invita a revisitarla en días posteriores ya que algunos personajes nos entregarán sorpresas si somos lo suficientemente pacientes.

¿Sol y Luna será un juego revolucionario dentro de la saga? Posiblemente no, pero introduce añadidos y novedades muy interesantes que no desvirtúan lo conocido y se han hecho con gusto y acierto. Otra cosa ya es que los nuevos Pokémon nos gusten o no...

Read more...

domingo, 16 de octubre de 2016

10 años de High School Musical



¡10 años ya! Parece mentira, pero ya ha pasado una década desde que Disney estrenó una de sus gallinas de los huevos de oro, High School Musical.

Yo, en mi tardía adolescencia pero fan de Disney acérrimo, me sentí irremediablemente atraído por la película, y más siendo musical. Ahí estaba yo, el día del estreno, viéndola en mi casa, conociendo a Zac Efron y a Vanessa Hudgens. Riéndome con Ashley Tisdale y comentando lo gay que era el personaje interpretado por Lucas Grabeel (a pesar de no serlo).

Perdí enseguida la cuenta de cuántas veces volví a verla. Pronto me sabía todas las canciones de pe a pa y, si no fuera porque bailar no me entusiasma del todo, también estaba dispuesto a aprenderme las coreografías. Luego llegó el DVD y ¿adivináis quien se lo compró? El menda lerenda.

Y así empezó el boom, todos hablaban de HSM, todos sabíamos las canciones y muchos nos habíamos enamorado. Era “The Start of Something New”. Incluso algunos más talluditos reconocían que había sido un fantástico guilty pleasure porque por aquel entonces daba un poquito de vergüencita reconocer que te encantaba esta película, pero a mí me daba igual.

No tardó en llegar una segunda parte a la televisión, ambientada ya en verano y donde los personajes se plantean qué camino deben seguir. Y llegó el momento que todos ansiábamos desde que vimos la primera peli, ¡el beso de Troy y Gabriella! Sí, un beso muy ligerito, muy Disney, pero ahí estaba, y todos aplaudimos y nos emocionamos ante nuestra OTP. Es cierto que esta segunda parte es algo más descafeinada que la primera, pero las canciones y los bailes mejoraban respecto a la primera (¿más presupuesto?) y seguro que no olvidaremos nunca lo “Fabulous” que era Sharpay.

La saga también nos dejó algunos memes.
Pero claro, habiendo una segunda parte, ¿por qué no hacer una tercera y cerrar la trilogía? ¡Dicho y hecho! 
Sin embargo, en esta ocasión y para aprovechar el tirón al máximo, el estreno se produjo en salas de cine. Había que apoquinar si queríamos conocer el final de este musical de instituto. No me importa reconocer que yo lo hice con sumo gusto. Ver a todos los personajes que tanto amaba en pantalla grande y escuchar las canciones en sonido envolvente era un caramelo demasiado jugoso como para rechazarlo.

Os confieso que el desembolso mereció la pena tan sólo por ese primer segundo de la película (si lo recordáis, sabéis de qué hablo). Nuestros personajes habían crecido y nosotros también. Tocaba graduarse y pensar en el futuro, y algunos de nosotros a pesar de estar ya en la universidad compartíamos algunas de las dudas y miedos que experimentaban los personajes de la pantalla. Quizá por eso High School Musical es la trilogía de una generac
ión, quizá por eso marcó a tantos chavales y chavales.

O puede que yo me esté poniendo intensito de más y simplemente fuera que muchas (y muchos) acabamos colgados/as de Zac Efron. En cualquier caso, somos muchos los defensores de esta saga y es que, al fin y al cabo, “We’re all in this together”.

Read more...

viernes, 14 de octubre de 2016

Containment, protagonizada por los brazacos de Chris Wood


Nos encontramos en el hospital de Atlanta, donde una doctora ha contraído una extraña enfermedad y se encuentra en estado crítico. 
Las investigaciones apuntan a que el paciente cero de esta inusual patología llegó a la ciudad escondido en el cargo de un avión. Nadie sabe cuál es el origen de este virus pero pronto empieza a propagarse. Así pues, se decide declarar el estado de emergencia y la ciudad queda dividida en dos: la zona de peligro donde se recluye a la gente que se cree infectada y la zona segura donde habitan los ciudadanos que, de momento, están a salvo.

La CW es ese canal que renueva todas sus series de un tirón e incluso anuncia alguna que otra novedad. Containment se emitió íntegramente el pasado verano, y la serie ya era sabedora de sus posibilidades, pues se anunció como “limited series”, es decir, que no tenía posibilidad alguna de llegar a una segunda temporada. Simplemente se quería contar una historia en una temporada de 13 episodios.

¿Qué nos ofrece Containment? Pues a grandes rasgos, la típica serie donde hay que inventar la cura para un virus súper raro y virulento a contrarreloj mientras se intentan arreglar dramas personales y problemas exteriores.

En ese sentido, la serie no inventa nada y su narrativa resulta bastante predecible. Sin embargo, sería injusto quedarse simplemente en esto, ya que la serie resulta entretenida pese a no arriesgar nada y jugar sus cartas de una forma tópica.
Tenemos también, como no podía ser de otra forma, la típica historia de amor trágica en la que te preguntas si ambos sobrevivirán para ver cumplida su bonita trama. En este caso, tenemos a Jake (Chris Wood) y  Katie (Kristen Gutoskie). Él, policía. Ella, profesora de primaria. ¿Prometedor, verdad? Lo cierto es que su química traspasa la pantalla (siendo sinceros, ¿quién no tendría química con Chris Wood y sus brazacos?) y la relación convence pese a ser un camino de tópicos. En algunos momentos, la serie, increíblemente, llega incluso a tener instantes emotivos.

Damas y caballeros, los brazacos de Chris Wood.
El resto de personajes, en mayor o menor medida, contribuirán a crear más dramas en torno a la trama vírica, ya que esto no se sostendría únicamente con el tema médico. Cada personaje tiene un motivo para estar en uno u otro lado y la evolución de estos, pese a no ser una gozada, cumple correctamente para no pensar que estamos ante personajes planos. Eso sí, tened por seguro que vais a encontrar al típico subnormal que pone a todos en peligro por razones de lo más estúpidas. Ya sabéis, hay que buscar el drama donde no lo tendría que haber.

Nadie brilla a nivel interpretativo, pero todos cumplen su papel de forma correcta, al menos lo justo para que te preocupes por algunos de ellos. Otros son directamente tan prescindibles que estás deseando que les pille el virus.

Con todo, tenemos una serie entretenida, que cumple sin más, y que ha resultado un entretenimiento veraniego bastante pasable. Ayuda, claro, la presencia de Wood y sus escenas en sisas. ¿Recomendable? Si sois fans del actor u os gustan especialmente las series de pandemias.

Read more...

martes, 11 de octubre de 2016

Últimas películas vistas


La temporada otoñal de series ha llegado por fin y mi tiempo para ver pelis se ha reducido drásticamente. Sin embargo, en los últimos coletazos del verano aún he podido ver unas pocas. ¿Queréis saber cuales y qué me han parecido? ¿No? Pues chao. A los que sí, ¡toca seguir leyendo!



-Ahora me ves 2
Dado que su primera parte me gustó bastante y me mantuvo pegado a la pantalla dos horazas, no tardé más que un par de días en ver esta secuela.

Mantiene el ritmo, la esencia y los trucos tramposos de la primera, aunque sorprende un poco menos.
Siempre es bien ver a Harry Po... digooo, Daniel Radcliffe, y más en una película de magia donde la bromita está servida de forma obvia.

Contiene ciertas escenas que me han parecido espectaculares, pese a ser poco creíbles, y como siempre la presencia de Dave Franco hace que gane algunos puntitos.
Muy amena, no desmerece a la primera pese a perder ese "factor novedad".

7.70/10

-Malditos vecinos 2

La primera película me pareció entretenidilla, y el concepto estaba bastante bien llevado con algunos puntos de humor bastante divertidos.
Pero seamos sinceros, ¿va? Todos sabemos que la principal excusa para ver a esta película es que Zac Efron aparece desnudo en una de cada tres escenas (así a ojo de buen cubero), el resto es un mero relleno que nos aporta algunas risas. Rose Byrne está magnífica, eso también cabe destacarlo, y las locuras que presenta la película pueden no ser del agrado de todos, es un tipo de humor que no encaja con todo el mundo.

Esta segunda parte presenta un enfoque ligeramente distinto, ya que nuestro protagonista debe madurar, aunque para ello tenga que volver una vez más a realizar todo tipo de bromas pesadas y locuras sin sentido. Quizá el toque serio y moralista que presenta le da a la peli una perspectiva menos mamarracha, aunque creo que nadie se ha quedado con eso, sino con los momentos divertidos que nos puede proporcionar.

Entretenimiento ligero y sin complicaciones para una tarde en las que nos apetezca más desnudos de Efron.

6.80/10

-Looking: The Movie

Sí, lo sé, no es una película al uso. Es nada más y nada menos que un regalo final a los fans que seguimos esta estupenda serie de la HBO, Looking.

Pensé que el formato película acabaría lastrando el ritmo de una serie cuyos episodios no duraban más de 30 minutos, pero parece que había bastantes cosas que contar, y es que la peli arranca unos años después, y ha habido bastantes e interesantes cambios en las vidas de nuestros protagonistas. A lo largo del filme vamos descubriendo cuáles son estos y cómo se han producido.

Sin embargo, es Patrick quien debe descubrirse nuevamente a sí mismo y decidir por fin qué quiere hacer con su vida. Pero el pasado es una sombra alargada y hay que cerrar algunas heridas...

No me esperaba que fuera a encantarme, la verdad. Le tengo cierto cariño a la serie y tardé en ponerme a ver la película porque en general me da un poco de perezita ver cine, pero una tarde me puse y la devoré. Se me pasó volando. Sigue contando con esos diálogos tan reales y vivos que te hablan directamente, sigue teniendo esas escenas aparentemente simples donde se cuentan mil cosas con apenas nada. Ha sido un placer reecontrarse con todos los personajes y volver a reír y sufrir con sus vidas

Sin duda, echaré en falta esta serie, a la que considero una de las mejores exponentes en temática LGTB.

9/10

-Ghostbusters

Antes de comenzar la reseña, quitémonos el elefante de la habitación. Sí, son chicas. ¿Y QUÉ MÁS DA? No entiendo que cause tanto revuelo un simple cambio de sexo a los personajes de una saga. Es absurdo, una chorrada, una fijación extremadamente friki de puristas que realmente no saben lo que quieren. ¿Que cambian mi saga favorita? Oh, vaya mierda, qué subnormales. ¿Que la dejan igual y no aportan nada nuevo? Pues vaya, para esto que no hagan nada.

Nunca estamos contentos, ¿no?

Pasando a lo relevante, que es la peli y no los haters, he de confesar que me lo he pasado en grande con ella. Y es mucho decir de una película de más de 2 horas (sí, era la versión extendida).
La trama está bien medida, constantemente in crescendo para no despegar la vista de la pantalla. Las protagonistas resultan geniales, a pesar de que obviamente cogen rasgos de sus contrapartidas masculinas de la saga original. Hay buena química entre las cuatro y todas tienen algún momento para brillar.

Sí es cierto que el villano, pese a ser correcto, tiene unas motivaciones algo tópicas y manidas, pero bueno, no es más que una excusa para sembrar el caos y que nazcan las auténticas Ghostbusters.

A destacar también el sorprendente papel de Chris Hemsworth, que interpreta a una "rubia tonta" de una forma maravillosa que de seguro te sacará más de una risa. Eso sí, el chico no deja de ser terriblemente guapo ni así, y protagoniza muchas coñas con una de las chicas, que está enamorada de él.

No quisiera terminar sin alabar lo increíblemente efectiva que es la película visualmente hablando. Los fantasmas resultan muy creíbles y una auténtica pasada y la escena final donde la ciudad se llena de ellos es una maravilla cinematográfica. Muy bien conseguido.

Y claro, no podían faltar los cameos de los anteriores cazafantasmas, así como referencias y detalles que apreciarán los seguidores de la saga. Muy recomendable, dejando a un lado absurdos prejuicios, claro.

8.40/10


Read more...

viernes, 7 de octubre de 2016

Braindead, políticos de otro planeta



Quién nos iba a decir que el verano, esa época de sequía seriéfila donde sólo resisten algunas series para saciar nuestra sed de ficción televisiva, nos traería una grandísima e inesperada sorpresa.

Sí, os hablo de Braindead, una serie con un concepto original brillantemente ejecutada. Dicho concepto es tan simple como ¿qué pasaría si unos extraños insectos alienígenas se colaran en la mente de nuestros políticos, ministros y demás enseres de dicha calaña? 

Pues parece ser que los creadores de series como The Good Wife tienen la respuesta, y a pesar de que lo que podría parecer, es una muy satisfactoria. Es difícil jugar con conceptos tan dispares y podría parecer que Braindead se mueve en terrenos muy resbaladizos al no encontrar una identidad propia, ¿estamos ante una sátira política, una parodia, un drama combinado con toques de comedia, una burla al sistema americano? 

Pues sinceramente, todo eso y más. Increíblemente, la serie hace malabares con todos estos conceptos de una forma maravillosa. Pese a unos comienzos algo titubeantes en la que la serie parece no asentarse en ningún género cómodamente, pronto encuentra su lugar y empieza a salirse con la suya.
Estamos ante una “rara avis” en el mundo televisivo, una serie imposible de catalogar y encuadrar en ningún género y a la vez tan especial que resulta imposible no recomendar a quienes busquen experiencias distintas en terreno seriéfilo.


Como te entendemos, querida.

Buena parte de su mérito se debe al estupendo elenco de actores que la puebla, empezando por una maravillosa Mary Elizabeth Winstead, que borda el papel de incrédula pero aguerrida mujer a la que todo esto parece venirle grande, siguiendo por un déspota pero magistralmente interpretado político republicano interpretado por el no menos conocido Tony Shalhoub.

Mención especial a la increíble y cómica pareja formada por Gustav (Johnny Ray) y Rochelle (Nikki M. James), que nos brindan algunos de los momentos más hilarantes y absurdamente brillantes de la serie.

Injustamente, Braindead ha contado con unos índices de audiencia bastante penosos, en gran parte por emitirse en temporada estival, cuando el share baja de forma general y afecta a la toda la parrilla televisiva. Sin embargo, este caso resulta francamente doloroso, porque es una buena serie que, quizá, los americanos no han sabido o querido entender.

Afortunadamente, los guionistas han jugado bien sus cartas y han cerrado bien las tramas, sabedores de este hecho. Por lo tanto, da gusto decir que se puede ver sin problema alguno, no tendréis que quedaros con un molesto final abierto y podréis disfrutar de la peculiar idea que nos propone la serie.

Ah, por cierto, los previously de la serie son una auténtica maravilla en forma de musical. Son de esos que no querréis pasar. Otro punto a favor de Braindead.

Read more...

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP