sábado, 23 de enero de 2010

[Otaku Life] ¿Series largas? ¡Sí, por favor!

Sí, se acabó oír tantas quejas sobre las series largas, que si es un gasto, que si cansan... voy a romper una lanza a favor de las series largas, ofreciendo mi particular visión del asunto.

Las series largas, sí, aquellas que generalmente ostentan muchos tomos en su colección y que puedes tardar años en acabar, esas que tanto criticamos para mi tienen varias ventajas. Por ejemplo, el autor/a tiene mayor espacio para desenvolver la historia, haciéndola crecer y respirar, lo cual normalmente supone una mejoría, ya que ayuda a desenvolver a los personajes, dejándoles madurar, cambiar y evolucionar.
Aparte de eso, cuando el comprador lleva varios años, o unos pocos, siguiendo las viviencias de esos personajes, resulta imposible no cogerle cariño y te vinculas mucho más con ellos que si fuera una serie de 2 o 3 tomos, en la que cuando empiezas a cogerle cariño a los personajes, la cosa se termina.

Pero, hagamos un alto en el camino, y es que muchos no habrán, o quizá sí, notado que estoy hablando de series largas, no ETERNAS. Es decir, incluso a mí, casos como el de Naruto o Bleach me parecen sangrantes (yendo por delante que sigo disfrutando Bleach como el primer día), y creo que va siendo hora de que los autores vayan planteándose ponerle un broche final a esas tramas. Pero a lo que vamos, cuando hablo de series largas, me refiero a series con gran número de tomos, pero acabadas. Pongamos por caso, para entendernos, diversas series con gran número variable de tomos. Es el caso, por ejemplo de Death Note, con 12 tomos a sus espaldas ha logrado crear una historia tremenda con un sólido guión, sin alargarse innecesariamente demasiado. Otro ejemplo es PoT que, cuando empezaba a dar signos de fatiga, a sus 42 tomos ha acabado (larga sí, pero acabada).
O, dejando el terren0 shonen (que no es el único con series largas, por mucho que se empeñen algunos), Nodame Cantabile, que ha acabado en Japón con 23 tomos (un buen número para un josei), o Fruits Basket, con el mismo número de tomos, que desenvuelve un gran historia sin deslucirse en ningún momento.
Sí, por esto adoro comprar series largas, me lo paso mucho mejor con ellas, y le cojo más cariño a los personajes y a la trama. Muchos diréis que el problema es el gran gasto que suponen pero...¿acaso no es lo mismo comprar dos series largas que cuatro series cortas? La verdad, ese razonamiento yo no la entiendo. Y, por otro lado, si da satisfacción acabar una serie corta, ¿imaginas la que da acabar una larga? ¡Qué orgulloso y feliz me sentiré cuando tenga en mis manos el último tomo de Kaizo o de Amasando Ja-Pan!

Pero, no obstante, tampoco creo que las series largas deban siempre exceder los 30 tomos para contar una buena historia. Series a partir de 4 o 5 tomos ya pueden ser capaces de contar una buena historia y tener personajes carismáticos. Tenemos el caso de Last Quarter, que con 3 tomitos logra cautivar al lector con una historia de intriga y misterio, o el de Nora, que en 9 tomos desenvuelve un shonen más que entretenido y que mejora a muchos, o en término medio tenemos Reloj de Arena, que en 10 tomos, lo que no es demasiado, desenvuelve una grandísima historia. En definitiva, tampoco hace falta tener 40 tomos para hacer algo realmente bueno, pero a mí personalmente, la gran mayoría de series cortas que he leído, pese a haberme entretenido, con el tiempo quedan en el olvido y hoy día no podría decir mucho de ellas. En cambio las series largas son las que recordaré toda la vida y es que los que compramos este tipo de series somos unos sufridores.

¡Muchas gracias por leer, espero vuestras opiniones sobre el tema!^^

19 comentarios:

Paradysso sábado, enero 23, 2010  

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Las series largas a la larga son las que recuerdas.
Ahora que lo pienso, mi serie más corta es Last Quarter, ninguna de las demás baja de los 6 tomos (por ahora, al seguir el ritmo japonés).

Endles-story sábado, enero 23, 2010  

La verdad es que a mi me cuesta ponerme a comprar una serie larga, tiene que ser que me convenza muchísimo o que sea de un autor que me encante y tenga puestas esperanzas en ella, porque si no, no las compro. Generalmente me terminan cansado, hay veces que no, por ejemplo Fruits Basket es una serie larga pero a mi me encanta y no me cansó en absoluto, al contrario. Pero hay otras que por mucho que me gusten para mi tienen que tener su límite, por ejemplo me encanta No me lo digas con flores, pero pienso que se excedieron con el número de tomos y que habían situaciones que se repetían todo el tiempo y terminaban por cansar.
Ni que decir ya de Naruto, Bleach y esas cosas...yo Naruto la empecé y me gustaba mucho, pero la han querido alargar tanto que ya estoy asta las narices y la he acabado abandonando.

Jesús T. "chusetto" sábado, enero 23, 2010  

Cuando termine Kaizo sentiré un gran remanso de paz... ^^

belldandy18 sábado, enero 23, 2010  

Tienes razón, la verdad. Con series largas uno se encariña mucho más y se puede disfrutar de una historia mejor desarrollada (en general, claro). No obstante, no entiendo como los shonens necesitan tantos tomos para contar una historia (de nuevo, en general): Naruto, Bleach, One Piece... Por ejemplo, Kenshin con sus 28 tomos, que no son pocos, cuenta una historia fantástica.

Aún así, de las que comentas, para mi gusto personal a Death Note sí le sobran tomos y no porque sea larga, sino porque a partir de cierto acontecimiento en el tomo ¿6 o 7? (no recuerdo cual era, pero sabes a lo que me refiero), la serie pierde mucho.

Y en shojo también pasa eso de que a la serie le sobran tomos: No me lo digas co flores cae un poco en la repetición o Tokyo Juliet (con 3 tomos hubiera contado lo mismo...).

Pero bueno, en resumidas cuentas, me parece muy acertado el tirón de orejas que le das a los que rechazan series largas por ser largas.

[クリス] Mii chan sábado, enero 23, 2010  

Las series largas me encantan xDD Tienen algo especial, es como si contuvieran todo el esmero que has puesto en acabarlas (y todo el dinero que te has dejado en ellas también xDDD) si es que has logrado acabarla xD (he aquí una fan de one piece que se esta comprando el manga xD Ya me queda menos).

Tomas Anders sábado, enero 23, 2010  

A mí también me gustan las series largas. Normalmente los shonen son más largos, en media, y es el tipo de manga que más consumo.

Con respecto a lo que comentas que le coges más cariño, estoy totalmente de acuerdo.
El único pero que les veo, es a la hora de decidirse a comprarse una serie nueva... las largas, sobre todo si no estan terminadas en Japón, tiran más para atras.A mi me da rabia empezar una serie y no terminarla. Muy mala debe ser, o muy insignificante me tiene que resultar, para dejarmela a medias. Por tanto ante la duda de si comprar una serie o no, antes compro una corta y terminada en Japón que una abierta a no ser que sepa a ciencia cierta que la abierta me va a gustar.

De todas formas todas las series largas que tengo me gustan (a excepción de una que no sé yo si me gusta o no :D), y varias de las cortas que me he terminado no me han gustado demasiado (Por ej Frame Saber o Desert Coral las empecé porque el argumento parecía interesante y eran cortitas... y me las terminé, pero no me convencieron demasiado).

jota-chan sábado, enero 23, 2010  

me gustan las series largas siempre que tengan algo que contar y mantengan el nivel, lo que no soporto es que se vuelvan aburridas y con un monton de tomos innecesarios.

Inesuka sábado, enero 23, 2010  

A mi personalmente me gustan más las series con los tomos en la media (de 10 a 15), pero tambien es verdad que cuando terminé Furuba sentí un subidón!!! O cuando termine (futuro lejano) Nana, por ejemplo, pues lo mismo xD

Pero que si, que estan bien las series largas pero si te pones a hacertelas desde el principio puede resultar un poco cansado ^^

Warsman00 sábado, enero 23, 2010  

estoy bastante de acuerdo con tu entrada! a mi también me gustan las series un poco largas, eso quiere decir que han tenido éxito para durar tantos tomos y son interesantes. Las series cortas me saben a poco, ocurren pocas cosas y a veces poco interesantes. Lo bueno de los shojos o joseis es que tampoco se pueden alargar mucho porque no estaran siempre liando las relaciones, al final cansan xD.

También de acuerdo que son sangrantes las series que no terminan nunca, yo compro One Piece, POT, Naruto y Bleach (estas sos últimas las que me duelen más >.<) y ya no se donde meterlas, no me caben en las estanterias >.<. Encima que muchas se alargan sin necesidad! lo bueno es saber acabar a tiempo!

Coke-Kun domingo, enero 24, 2010  

Bueno, yo la pega de las series largas la tengo cuando todavía no he empezado la serie. Si me llama un poco la atención y tiene más de 30 tomos, lo siento, pero en la tienda se queda por mucho que me pueda llegar a gustar. Sin embargo, y pondré como ejemplo a FMA, si la serie empiezo a comprarla cuando tampoco es excesivamente larga y me engancha, no me importará que llegue a ser larga.
Está claro que con más tomos, más da para desarrollar la historia, pero eso no significa que series de poquillos tomos no alcancen grandes cosas. Una joya de manga es CLOVER, que bueno, no está terminada, pero con 4 tomos ya ha conseguido mucho. Depende mucho de la serie.

Saru domingo, enero 24, 2010  

A mí realmente me da igual si una serie es larga o corta mientras sea buena. Ventajas de las series largas, como comentas, es un desarrollo mejor de la trama y de los personajes, aunque también encuentras historias fantásticas en4 tomos. El único inconveniente que les veo a las series largas, y pongo de ejemplo Bleach, es que se pueden hacer 'eternas' y llega un momento, al menos en mi caso, que no sé dónde meterlas porque ya no tengo espacio en la estantería... xDDDD así que yo lo que pongo en negativo es que ocupan demasiado espacio, y si tienes un cuarto pequeñito pos... xD
Realmente me fijo en una serie, no por los tomos que tiene, sino más bien por si me lo puedo permitir. Me gusta que las series sean de una extensión 'normal' (de 4 a 8-10 tomos, por ejemplo) porque son larguitas y disfrutas de los personajes y su historia, pero cuando ya pasan de los 30... ya me hago Bleach y es así como una condena, porque la serie sigue y sigue y la estantería se me hace pequeña... pero eh, yo también la disfruto como el primer día. :3

Oberon domingo, enero 24, 2010  

Casi me emociono y todo xD,total mente deacuerdo,las series largas son las que te hacen sentir mas cosas y encariñarte con los personajes,joe si yo llevo con Gantz mas de 7 años y no ha terminado xD

Y yo si alguna vez he dejado una serie,como lo hecho con Blech,es porque la trama se le ha ido de las manos y solo saca tomos por sacar,no porque sea larga,ademas es que yo tampoco lo entiendo, que mas da que sea larga si te gusta una cosa,ni que saliera un tomo cada 15 dias xD

Een fin.. que donde este un manga con sus 20 tomacos que parecen los protas de tu familia ya, que se quiten lo demas!!

Xaou

Bambú domingo, enero 24, 2010  

En esta ocasión estoy muy de acuerdo con todo lo que comentas.

Disfruto muchísimo más con una serie larga porque le da tiempo a que vayan sucediendo más cosas, cogiéndole cariño a los personajes y odiar a otros.

Soy de las personas que no le gustan los tomos únicos ni las series cortas porque me saben a poco, y es que no le dan tiempo para hacer una buena historia. Comentabas el caso de Last Quarter, y estoy de acuerdo contigo, en solo 3 tomos, Yazawa consigue hacer una buena historia de misterio y con personajes a los que llegas a tomar cariño. Asimismo, también añadiría como obra corta Paradise Kiss.

En cuanto a las series largas, también es cierto que hay algunas que las alargan demasiado y abusan de meter relleno, pero bueno si le has cogido cariño, igualmente te la sigues comprando XD

Mis mangas favoritos son casi todos obras largas: Fullmetal, hana yori dango, Ranma, Nana, Fruits Basket, TRC, etc...

Javi domingo, enero 24, 2010  

Estoy de acuerdo y a la vez no. Es arriesgado para una editorial (y para el comprador, vaya) empezar una serie de tropecientos tomos en la que alcanzado un numero determinado de tomitos, ya es difícil que se enganche más gente a la serie desde el principio. Aún así yo también tengo series largas (considero largas a partir de los 15 tomos) como Tsubasa, Detective Conan, Holic, Bleach, Hayate, Saiyuki, Monster, Erementar Gerad y lo cierto es que son de mis preferidas y de las primeras que me leo cuando sale un tomo nuevo :P

Yer_Soul domingo, enero 24, 2010  

Muchas gracias a todos.
Respecto a lo que muchos comentabais del espacio en la estantería, yo por ejemplo tengo un hueco SOLO para Bleach, pero...¿y lo bien que queda? xDDD Ademas, te van ocupar igual mil cortas que una larga...
Otra cosilla, que comenta Javi, es arriesgarse por parte de los editoriales. A mi por ejemplo, ultimamente solo están sacando series cortas por la crisis y a mi como cliente me están perdiendo, porque son series que ni conozco ni me llaman. Si, Glenat no saca Eyeshield pq es larga, pero sigo diciendo que vendería bastante.

Hana domingo, enero 24, 2010  

Yo soy de tu misma opinión (para mí ninguna serie debería bajar de los 8 tomos XDDD aunque claro, hay excepciones, como la de Last Quarter, que tú mismo comentas ^^) No sé, yo creo que los autores de obras largas deberían plantearse un guión más o menos definido, con un principio y un final, para que la historia no pierda interés y acabe en su momento justo... pero ya sabemos todos lo que pasa en Japón con el tema de las revistas (vendes=40 tomos) u_u

MaJo miércoles, enero 27, 2010  

Coincido con tu opinión, en cuanto a través de series largas, te encariñas con personajes, odias y hay todo un desarrollo, independiente si llegan a aparecer los rellenos o extensiones.
Ahora bien, yo tengo predilección por series cortas, más que nada, no me gusta la incertidumbre de "la seguirán publicando", los mismos retrasos de los autores, etc. Por eso, en estos momentos, me arriesgo con una serie larga, cuando ya esta concluida, a si, igual me convenzo de que la terminaré. Tampoco me preocupa si en uno o dos tomos hay desarrollo extremo, a veces con pocos te queda claro todo y salen cosas interesantes y otras quisieras que hubiese seguido.

De una u otra forma en este aspecto, creo que depende de cada uno, de sus gustos, de sus posibilidades económicas, etc.

Dragneel D. Natsu sábado, octubre 15, 2011  

Una serie puede alargarse todo lo que quiera mientras no baje la calidad... Negima, abierta, 35 tomos... Cada día mejor y tan fresca como al principio... Hayate, abierta, 30 tomos, se le coje cariño y cada día un poco mejor, y sin hacerse repetitiva... THE WORLD GOD ONLY KNOWS (el manga, no el anime) abierta, 14... LO MEJOR QUE HE LEÍDO, NUNCA BAJA, SIEMPRE SUBE, Y A PASOS AGIGANTADOS...

Feranime lunes, enero 09, 2012  

Yo pienso que una serie es buena cuando tiene el númer de tomos que tiene que tener, a mi por ejemplo One piece me encanta y tiene 64 tomos y sin embargo Bleach no puedo con ella porque se me hace pesadísima. Yo creo que lo que tiene que hacer un autor es ver que cuando le falte imaginación, la termine y así el lector disfrutará más y además el podrá hacer otra serie con ideas nuevas y con un argumento diferente.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP