martes, 15 de septiembre de 2015

Por qué Under the Dome es la peor serie que he visto en años.


Por méritos propios, Under the Dome se ha convertido en una de esas series que incluso da vergüenza seguir, y a la que uno simplemente hace “hate watching” por aquello de ver cómo termina.

Uno de los días más felices de mi vida fue cuando se anunció la cancelación de la serie, algo que se me antojaba necesario desde la segunda temporada. Mucho ha aguantado este despropósito llegando a una tercera.

Sí, la primera temporada tenía un pase, era una serie de supervivencia donde un pequeño pueblo debía cooperar y conocerse profundamente para lograr subsistir tras la caída de una extraña cúpula. En sus inicios, poco importaba el origen de la cúpula o sus absurdos poderes, se trataba de sobrevivir, de ayudarse, y eso la hacía mínimamente interesante.

Claro, hay que recordar que en su primera temporada Under the Dome seguía más o menos la base propuesta por el libro homónimo de Stephen King, no sin antes empezar a dar indicios de que iban a seguir su propio camino, algo que nunca debieron haber hecho.

Así, le siguió una segunda temporada donde a los guionistas empezó a írseles un poco la pinza por aquí y por allá, donde cada capítulo suponía un nuevo e inexplicable poder de la cúpula. De repente teníamos pájaros asesinos, o un frío polar inaguantable, un calor sofocante… daba la sensación de que la supervivencia había cambiado a algo más fantasioso, abandonando la poca cordura que la serie tenía al principio. Esto nos dejó algunos episodios entretenidos, pero la serie parecía perder el hilo y casi nos ofrecía entregas auto conclusivas donde veíamos como se las apañaban para sobrevivir ante una cúpula que casi parecía más un enemigo final de videojuego que otra cosa.

Otra cosa a reseñar de esta segunda temporada es que los personajes empiezan a diluirse. Ya en su inicio Under the Dome no se caracterizaba por tener personajes precisamente profundos, pero a partir de la segunda empiezan a ser más planos que un cartón y su evolución se detiene en pos de un protagonismo exacerbado de la cúpula que no le hace ningún bien a una serie ya de por sí mediocre.

Y así nos plantamos en la tercera (y última, afortunadamente) temporada de este tremendo despropósito.

Aquí directamente la cordura desaparece, los guionistas se toman unas pastis loquísimas y la serie se convierte en un Alien Isolation con cúpula hija puta incluida en el que todo parece una competición por ver quien hace la tontería más gorda de todas.

Clicad para ampliarla.
Directamente, los personajes pasan de ser planos a ser bipolares… qué digo, tripolares, toman decisiones que se contradicen a cada capítulo, o incluso a veces dos veces en el mismo episodio. De repente están de un bando y luego están del otro, según lo que convenga a la trama. Lo que dicen en un momento enseguida se pone en entredicho con sus actos poco después.

Por no hablar del cacao temporal que tiene montado esta serie. Se supone que todos los hechos ocurridos en estas tres temporadas ocurren en apenas semanas (que por cierto, si a mí me ocurre TODO ESO en tan poco tiempo ya estaría para encerrar en un loquero), pero se ve que la cúpula es como un Gran Hermano, donde todo se intensifica y puedes amar locamente a alguien en apenas dos semanas, gestar un niño en cuestión de días (gracias,  cómo no, a los poderes mágicos de la cúpula maravillosa) o cambiar de opinión de un día para otro
.
Por otro lado, faltan explicaciones, muchas. El espectador está hasta los mismísimos de oír ciertas palabras que NUNCA se llegan a explicar. Nos tragamos episodios de auténtico aburrimiento y hastío sin que nos digan nada realmente relevante.

Sí, amigos, Under the Dome es una mamarrachada, pero encima es una mamarrachada aburrida. En ciertos episodios me daban ganas de pararlo todo y seguir con mi vida, pero no, hay que llegar al final.

Leches, al menos Pretty Little Liars es una mamarrachada tremendamente entretenida, pero esto ha sido una cagarruta tremenda. Una pena, el concepto era interesante, pero se ha visto lastrado por personajes irrisorios que a nadie le importan, un desarrollo caótico, vacío y mal llevado y una general falta de coherencia que convierte a Under the Dome en lo peorcito que he visto en mucho tiempo (y veo cosas muy mediocres).
Alejaos de esta serie como de la peste. Si la habéis empezado, parad, no vale la pena el esfuerzo, en absoluto. Stephen King, majo, ya pudieron pagarte una millonada para destrozar tu obra de semejante manera…
Clicad para ampliarla
Ah, y el final, claro, queda abierto, esa maldita lacra que padecen las series USA debido a un tardío sistema de renovaciones y cancelaciones. Deberían cambiar esta forma de hacer las cosas tan precipitada, porque de otra forma muchas series que en su día tuvieron final abierto podrían haber grabado un episodio distinto para cerrar todo adecuadamente.

5 comentarios:

Anie martes, septiembre 15, 2015  

Yo vi la primera temporada y gracias. Ya la primera me pareció una tomadura de pelo como para ver la segunda, y de la tercera ya ni te cuento. Como dices era un: es mala de narices, pero vamos a verla a ver que pasa. Sinceramente para cosas con cúpulas prefiero la peli de los Simpsons, que al menos sacan algún chascarrillo de vez en cuando.

Alviss martes, septiembre 15, 2015  

Entonces desapunto esta serie.Tenía muchas ganas de verla, pero si dices que es mala...
Tengo pendiente el libro, a ver si me animo.

Euge martes, septiembre 15, 2015  

Empecé a ver la primera temporada y si no mal recuerdo tuve que intentar terminarla unas tres veces y porque me quedaban los tres últimos episodios... Obviamente cuando supe de la existencia de una segunda temporada ni me lo pensé, no iba a darle ni una oportunidad.

Saludos :)

Roberto martes, septiembre 15, 2015  

El guión es un despropósito. Lo único que mola de esa serie son los pelazos de Barbie y de Julia y los efectos especiales. Eso sí, el presupuesto ya no da para pelucas realistas.

Belldandy lunes, septiembre 21, 2015  

Juas!!! La has dejado fina XD En mi caso, vi el arranque cuando la estrenaron en ¿Antena 3? y no me convenció, y como a mis padres tampoco les gustaba decidimos poner otra cosa mientras cenábamos. La verdad es que me había olvidado por completo de ella y veo que hice bien. Lo lamento por las neuronas que habrás perdido en el visionado.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP