viernes, 28 de octubre de 2016

Devious Maids, el mayor "guilty pleasure" televisivo.



Pongámonos en situación. Ha habido un asesinato en Beverly Hills (sí, el barrio de los ricachones que tanto conocemos televisivamente). Una criada llamada Flora ha sido brutalmente asesinada en la casa de los Powell, una pareja adinerada y bastante estirada.

Este acontecimiento causa revuelo entre los amigos y vecinos y entre las criadas que trabajan para algunos de estos adinerados. Sin embargo, una de ellas no es quien dice ser. Marisol Suárez se hace pasar por una criada más para investigar sobre el asesinato… ¿qué intenciones oculta?

Esto que os acabo de relatar (así un poco por encima y por debajo) es la base que asienta la primera temporada de Devious Maids, serie creada por Eva Longoria y que bebe indudablemente de fuentes como Mujeres Desesperadas (no, señores, esto no es plagio, se está influyendo a sí misma).

Sin embargo, a pesar de las posibles similitudes que podamos encontrar, Devious Maids sigue una tónica distinta y se ha sabido hacer a sí misma. No os dejéis llevar por las apariencias, estamos ante un gran divertimento televisivo, uno de esos llamados “guilty pleasures”. ¿Y por qué lo es?
Para empezar, el pilar fundamente de esta son, obviamente, las cuatro criadas protagonistas, a las que resulta imposible no querer.


Tenemos a Rosie, ingenua y apocada, enamorada del hombre para el que friega y limpia. Tiene problemas con el idioma inglés aún, y protagoniza algunas de las confusiones lingüísticas más hilarantes del panorama televisivo. Risas garantizadas. 

Continuemos con Carmen, una diva, enamorada de la ropa y las cosas caras. Odia trabajar como criada y se esfuerza al máximo por vaguear a tope. Su verdadero sueño es triunfar en la música, pero claro… hay que pagar las facturas mientras tanto. Uno de mis personajes favoritos de la serie, es divina ella y todo lo que hace es fabuloso. Aporte generalmente el toque cómico, más que nada porque a la pobre mujer le pasa de todo.


Por otro lado, tenemos a Zoila, la mayor de todas, segura de sí misma y un poco la “madre” del grupo. Trabaja para una adorable señora mayor operada hasta las trancas (Genevieve) con quien mantiene una relación de amistad a pesar de trabajar para ella. La serie no sería lo mismo sin Zoila. Es la más seria y cuerda de todas, pero eso no quita que también tenga algunos momentazos impagables. Mi segunda favorita.

Finalmente, tenemos a Marisol, la criada infiltrada que se terminará haciendo amiga y confidente de nuestras tres criadas anteriores. Es la base que sustenta la primera temporada y la que, al menos en dicha temporada, tiene un papel más misterioso y dramático.

Ahora bien, dicho esto… ¿por qué la fórmula de Devious Maids funciona?
Para empezar, tenemos detrás a Eva Longoria, que suele acertar a la hora de crear telenovelas “a su manera” (si olvidamos la serie del mismo nombre que no duró ni dos telediarios). Sabe cómo enganchar al espectador con su coctel televisivo de misterio más comedia más drama más hombres y mujeres explosivamente atractivos/as. Y funciona, os aseguro que funciona.
Los episodios se os pasarán volando, el círculo de sospechosos está bien plantado y el elenco al completo resulta una maravilla.

Resulta agradable que haya series que no se tomen muy en serie(o) a sí mismas pero que tampoco engañen al espectador. Devious Maids es lo que es y lo sabe, un culebrón de proporciones épicas con un humor muy personal y un estilo muy marcado.
No pretende ser otra cosa, no juega a ser seria (un saludo a Pretty Little Liars), no se esconde. Y por eso la amamos.

Eso sí, aviso a navegantes, los guionistas son muy aficionados a eso de plantar cliffhangers al final de cada temporada, y la serie ha sido cancelada con tres temporadas a sus espaldas. ¿Con esto qué quiero decir? Pues nada más y nada menos que al final de la tercera os vais a quedar con un palmo de narices.

Pese a esto, insisto en que vale la pena verla, os prometo que pasaréis un muy buen rato. Ideal para relejarse, distraerse y dejar que el tiempo pase volando.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP