lunes, 26 de septiembre de 2016

Stranger Things; qué pasará, qué misterios habrá...


Os juro que no recibo ningún royaltie por parte de Netflix por hablar de sus series. Qué culpa tengo yo si veo gran parte de los contenidos de esta plataforma online, y si encima casi todos son productos de calidad, pues difícil me lo ponen para resistirme.

En esta ocasión, la serie que nos ocupa llegó el pasado verano, casi sin hacer ruido y de puntillas pero pronto se convirtió en un fenómeno social, una de esas series de las que todo el mundo habla y la presión social casi te obliga a ver. ¿Está justificada tanta expectación? 

Antes de nada, metámonos un poco en harina. Stranger Things es, ante todo, la historia de cuatro niños amantes de los juegos de rol (Will, Mike, Lucas y Dustin) que una noche como otra cualquiera se encuentran jugando una partida cuando uno de ellos, al volver a casa, desaparece en circunstancias muy extrañas. Así pues, tanto sus amigos como su madre, hermano y el sheriff del pueblo empiezan una búsqueda que les llevará a descubrir secretos paranormales ocultos en esa aparentemente apacible villa.

Uno de los rasgos definitorios de Stranger Things es su ambientación, su estética por así decirlo, ambientada en la década de los ochenta. Todo en la serie rinde un perfecto homenaje a las series de misterio de la época (¿alguien ha dicho Twin Peaks, The Twilight Zone?), empezando desde esa maravillosamente simple intro, continuando con los personajes, la banda sonora y todo lo que envuelve el “aura” de esta serie. En ese sentido, puntazo a favor, ya que realmente lo han logrado de una forma genial, y no es sencillo, ya que cualquier mínimo detalle podría sacarnos del contexto.



Por otro lado, y a diferencia de lo que creía un servidor, hay una única trama alrededor de la temporada (yo pensé que eran episódicos, a modo de casos), lo cual perjudica y beneficia a la serie en varios aspectos. La beneficia porque es la forma ideal para ver el recorrido y evolución de cada uno de los personajes, entendiendo sus peculiaridades y sus motivos,  y en Stranger Things todos los personajes tienen una progresión bien trazada (incluso los más secundarios, a pesar de que en estos casos es mucho más simple).

Sin embargo, creo que también le perjudica porque la trama no tenía para tanto, lo cual es grave cuando se trata de una serie de sólo 8 episodios a los que en mi opinión le sobran un par para haber tenido una dinámica y un ritmo mucho mejores. Entiendo que es para ir con calma y sembrando el misterio, pero a mí al principio se me hacía un pelín lenta, las pistas eran demasiado sutiles y en ocasiones ni siquiera lo eran tal, provocando que, al menos en mí, el misterio se diluyera demasiado. Por fortuna, a partir de la mitad de temporada, la serie coge un ritmo bastante acertado y de ahí al final es una carrera de fondo con un final muy emotivo.

Otra cosa a tener en cuenta es que el final es abierto. Sí, el caso se resuelve y se puede decir que la búsqueda llega a su fin, pero dejan la puerta abierta para la ya confirmada segunda temporada. ¿Bien jugado? No sé, yo hubiera preferido un caso totalmente nuevo para la segunda, sin dejar ningún cabo suelto atrás, pero tengamos fe en los hermanos Duffer.

Con todo lo que he dicho, parece que no me ha gustado Stanger Things, pero no os quedéis con esa impresión. Es una buena serie, digna de Netflix y desde luego ha sido una pequeña sorpresa veraniega, pero personalmente no la encumbraría al Olimpo de series.

3 comentarios:

Frikerio Blog lunes, septiembre 26, 2016  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Frikerio Blog lunes, septiembre 26, 2016  

Jolin, justo hoy acabo de publicar un articulo similar acerca de "Stranger things" en mi Blog. Parece que tenemos opiniones muy similares :)

Buen Blog por cierto, lo descubrí hará un par de semanas y me esta gustando :)

slaudos

eter lunes, septiembre 26, 2016  

Completamente de acuerdo. Es una buena serie, y tiene mucho encanto. Pero no es la octava maravilla y tiene muchos defectos de los ochenta por muy intencionado que sea para la nostalgia.

Buena serie, que no es poco, pero como dices... muy lejos del Olimpo.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP