viernes, 23 de septiembre de 2016

Angie Tribeca, el absurdo por bandera.


El canal TBS nos sorprendió el pasado verano anunciando una nueva serie protagonizada por Rashida Jones, a quien conoceréis posiblemente por Parks and Recreation (¿habrá alguna reseña de en la que no mencione esta grandiosa serie?). No sólo eso, sino que se anunció que la primera temporada constaría de 10 episodios y saldrían todos a la vez, para maratonear a gusto, al más puro estilo Netflix (& chill).

Su premisa y sus carteles promocionales, a cual más hilarante, fueron más que suficientes para que me sintiera tremendamente atraído por la serie, y el hecho de que Rashida fuera la prota también ayudó, por supuesto que sí.



Angie Tribeca es una descarada parodia de las series procedimentales policíacas americanas, irreverente y satírica, que desmonta todos esos tópicos y les da un giro (muchas veces en forma de exageración) buscando siempre conseguir el humor más absurdo.

Empezando por los títulos de los episodios, continuando con sus personajes y finalizando con los múltiples cameos (en sus episodios han desfilado estrellas de la talla de Lisa Kudrow, Bill Murray, James Franco o Adam Scott), todo en Angie Tribeca está al servicio de la risa absurda, de la locura porque sí, del sinsentido más maravilloso.


Eso sí, aviso a navegantes y posibles espectadores de la serie, Angie Tribeca DEBE verse en versión original (ponedle subtítulos si queréis, claro), ya que sus múltiples wordplays (juegos de palabras) pierden todo el sentido al ser traducidos y obviamente le quitan toda la gracia a uno de los pilares del humor de la serie, las metáforas y expresiones tomadas literalmente por sus personajes para conseguir el golpe cómico.




Huelga decir que me lo he pasado teta (uy, lo que he dicho) con el visionado de las dos temporadas de las que de momento consta esta locura. Desconocemos si habrá una tercera (yo lo imploro cada día), pero en cualquier caso al ser capítulos auto conclusivos en su mayoría, podéis relajaros y disfrutar de la serie sin ningún problema ni temor.

No es un humor para todo el mundo, es más, incluso me atrevería a decir que es bastante nicho, y al requerir cierto nivel de inglés para pillar los dobles sentidos pocos se acercarán a esta serie, pero los que lo hagáis, sabed lo que vais a ver y dejaos llevar por el absurdo delirante que propone Angie Tribeca.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP