viernes, 30 de septiembre de 2016

Heroes Reborn, el chicle que nunca debió ser estirado.


Fuimos muchos los que, en su día, lo flipamos a escala desproporcionada con Heroes, esa serie creada por Tim Kring que le daba una nueva vuelta de tuerca al género de los superhéroes, haciéndolos más mundanos, menos súper y más como tú y como yo. A lo largo de cuatro temporadas, con sus más y sus menos (olvidemos, por favor, la innecesaria trama circense de la temporada final), nos regaló muchos grandísimos momentos, un incomparable elenco de personajes inolvidables y numerosos giros que nos dejaron alucinados. Y sí, el mítico Yatta de Hiro Nakamura.

Años más tarde, y pese a que la serie había sido cancelada por unos discretos índices de audiencia, alguien decidió que era hora de retomar la serie. Era hora de desempolvar guiones y continuar la historia. Sin embargo, en este proceso se cometieron errores y aciertos, y más de los primeros que de los segundos he de decir.

Para empezar, digan lo que os digan, no os pongáis a ver Reborn sin haberos tragado las cuatro temporadas previas, porque os vais a perder numerosos detalles, referencias y ciertas claves argumentales sin las cuales esto tiene menos sentido todavía (por ejemplo, conocer los estudios del Dr. Suresh, una pieza importante en los acontecimientos de esta temporada).

Y aquí ya entro en uno de los errores de bulto de Reborn, pretender que sea una serie independiente, visible por sí misma, pero arrastrar con desacierto gran parte de los personajes y ciertas tramas de sus orígenes. Estas medias tintas no han ayudado a nada, desdibujando los pocos personajes que molaban de las temporadas previas.

Lo ideal hubiera sido empezar REALMENTE de cero, con todos nuevos personajes y una nueva trama de verdad, no una que rememora el pasado y se cuelga de él para hacer avanzar a trompicones unos acontecimientos que, sinceramente, no están bien llevados.

Lo cual me lleva a lo “nuevo”, lo que realmente aporta inédito Heroes Reborn, sus nuevos personajes. Tenemos casi una decena de nuevos héroes. Hagamos cuentas, pues. Son trece episodios para un número significativo de nuevas personalidades que introducir. ¿Creéis que da tiempo a desarrollarlos como se debiera, a que sean realmente significativos y sintamos algún tipo de cercanía a ellos? Efectivamente, la respuesta es no. Lo único medianamente interesante es la curiosidad por ver qué poderes tienen y cómo los usan, pero a nivel de evolución y de interés por cada uno rayan la nulidad.

Y no será porque no lo hayan intentado: han metido a Noah Bennet como protagonista indudable, han reintroducido al queridísimo Hiro Nakamura, vemos pequeños momentos con algunos de nuestros pasados héroes y no dejan de mencionar a Claire (eso sí, no esperéis verla por ninguna parte). Sin embargo, todo cae en saco rato cuando tenemos una trama tan poco interesante, con apenas chicha que rascar y unos personajes anodinos que ni de lejos llegan al carisma de los iniciales.

Así pues, tenemos un producto que vive de la nostalgia del fandom, levemente entretenido en ocasiones, pero que arrastra los males de la continuidad indeseada y poco trabajada y repite la misma estructura que ya vimos entonces, sólo que con mucho menos acierto. Somos fans, pero no  nos tragamos cualquier cosa.  ¿Vosotros cómo lo veis? ¿Una oportunidad perdida, un desesperado intento de volver al origen o un último regalo a los seguidores? (Porque, si son como esto, espero que sea el último, y ahora de verdad).


  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP