viernes, 16 de enero de 2015

Please Like Me, tan real como extraña.


Título: Please Like Me
Temporadas: 2 (Abierta)
Episodios:
Temp. 1 (6)
Temp. 2 (10)
Género: Dramedia
Cadena: ABC 2 Australia

Josh es un joven poco agraciado físicamente al que su novia, con la que lleva un tiempo saliendo, deja porque ella afirma que él es gay, algo que él hasta ahora ni se había planteado. A raíz de ello, Josh empieza, sin saber bien cómo, a tontear con un chico, algo que en un principio le extraña pero a la que luego se acostumbra, dudando incluso de su suerte ya que el chico no sólo es guapo, sino que parece perfecto. A raíz de esto, la vida de Josh pegará un giro, y sus andanzas y la de su familia y amigos también.

Please Like Me era una de esas series que conocía levemente, pero que nunca me animé a ver. Un buen día, me la recomendaron de forma inesperada y lograron convencerme para finalmente echarle un vistazo.
A veces, la serie sorprende con frases tremendas


Aún a día de hoy, me resulta complicado definir exactamente de qué va esta serie. Puede parecer la típica comedia en la que un joven descubre que es gay y todo cambia para él, pero en realidad Josh es un personaje tan, pero tan peculiar (y tan humano también) que realmente cambia por completo todo el entorno a su alrededor, y no siempre para bien.

Uno de los secundarios que aporta grandes momentos

A esto tenemos que añadir todo el elenco de personajes que rodea a Josh, a cada cual más excéntrico: Tom, su compañero de piso calzonazos incapaz de dejar a la novia; Claire, la ex, la que deja a Josh al descubrir que es gay, sin que él lo supiera ni se lo planteara, un amor de mujer que, no obstante, también tiene sus locuras; Nimh, la irritante novia de Tom que no cae bien a nadie; Geoffrey, un amor de chico que está enamorado de Josh sin saber bien ni por qué; Rose, la madre del protagonista, divorciada hace años, con síntomas graves de depresión y que a veces parece más niña que su propia hijo; Alan, padre de Josh, felizmente casado de nuevo con Mae, una Tailandesa que no se corta a la hora de decirle las verdades (y uno de mis personajes favoritos).

Esta escena es tan simple como efectiva

Como veréis, con este completo casting, la serie da para muchos momentos de lo más extraño, que oscilan entre lo bonito, lo inesperado, lo divertido y lo dramático y lo sorprendente. Y estas son precisamente la característica más definitorias de Please Like Me, una serie que es todo a la vez y que no se esfuerza por fingir ni se regodea en artificios. Es una serie como la vida, que quizá a veces recurre a la exageración buscando la complicidad con el espectador.

Como serie extraña que es, Plase Like Me no agradará a todo el mundo. Para algunos será demasiado raro, otros no aguantarán a los personajes y quizá unos pocos no encajen con su sentido del humor. He de decir que, en momentos puntuales, me ha recordado a Scott Pilgrim, y eso para mí desde luego no es malo.

No es una serie perfecta, y no siempre es brillante, pero sólo por los grandes momentos que tiene y por algunos de sus personajes al menos merece un vistazo para que cada cual decida. Merece la pena perder unos minutos comprobando si encaja contigo.

Nota: 8/10

2 comentarios:

Roberto viernes, enero 16, 2015  

Sólo diré una cosa: De nada ^^

shin martes, enero 20, 2015  

Yo la estoy comenzando a ver :) Qué casualidad.

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP