viernes, 4 de julio de 2014

Entrevista a Raúl Izquierdo, corrector, revisor y coordinador de publicaciones. (Primera parte)

Como ya dije hace poco, el blog iba a empezar a tomar un cariz distinto y quiero intentar que buena parte de los contenidos sean frescos, distintos e interesantes. Qué mejor forma de empezar que entrevistando a una de las personalidades del mundillo, Raúl Izquierdo. A lo largo de la entrevista conoceremos algunos de los entresijos del mundillo editorial (especialmente del manga) y algunas curiosidades que seguro os resultarán muy interesantes.

Sólo me resta agradecer a Raúl su tiempo y su paciencia con la entrevista, y a vosotros os invito a comprobar de primera mano cómo trabaja un corrector.


1. Lo primero, obviamente, preséntate por si algún lector no te conoce. 

Me llamo Raúl Izquierdo (@raulizga), soy un periodista entrado en la treintena y llevo más de media vida aficionado al manga y anime. Tengo la suerte de ganarme la vida desde hace una década con el ocio infantil y juvenil, especialmente el relacionado con Japón. Trabajo en Estudio Fénix como coordinador de publicaciones y llevo a cabo distintos tipos de tareas para Daruma S.L., principalmente corrección de texto.

 2. ¿A qué se dedica exactamente un corrector? ¿Qué otras tareas puede llegar a desempeñar? 

Depende del grado de corrección exigido. La revisión básica se centra en la ortografía, la sintaxis, la gramática … En mi caso, además de la corrección lingüística, me ocupo de la revisión de estilo. Por ejemplo, vigilar que un personaje hable de una forma acorde al contexto histórico, a su personalidad… En el fondo, se trata de hacer que los diálogos fluyan y al lector no le chirríen al leerlos. También cuido la coherencia, como la terminología empleada a lo largo de la obra. 

 3. En caso de que haya algún interesado en la sala en llegar hasta ahí, ¿qué tendría que estudiar? ¿Qué conocimientos informáticos resultan indispensables? 

Carreras de Letras que te lleven a dominar la lengua española en un sentido amplio. Yo estudié Periodismo, otros correctores han cursado Traducción e Interpretación (algunos traductores empiezan revisando) y, por supuesto, ahí está la Filología Hispánica. Respecto a conocimientos informáticos, basta con saber manejarse en programas básicos (Word, Excel, reproductor de vídeo) a nivel usuario. 

 4. ¿En qué consiste exactamente el proceso de retocar y corregir? ¿Cómo recibís los encargos y bajo qué factores los clasificas? 

Para corregir, yo recibo un documento de texto con la traducción y aparte el tomo japonés marcado. Esto es, que cada texto que se traduce (diálogos, carteles, onomatopeyas cuando es el caso) tiene un número de línea que comienza desde el 1 en cada página. De esa manera, todos los implicados en el proceso de realización técnica sabemos a dónde corresponde cada texto traducido. A partir de ahí, activo el control de cambios del documento y comienzo la revisión. Al saber qué he cambiado gracias a esa opción del programa, quien “cierra” la traducción decide si acepta o rechaza los cambios efectuados. El principal factor para clasificar los encargos es la fecha de entrega. Unas veces tienes un mes entero para revisar y te lo tomas con calma; otras recoges el tomo el viernes y debes devolverlo con la corrección a punto el lunes. Si tengo varias revisiones simultáneas, reconozco que antepongo el título que más ganas tengo de seguir leyendo. 

 5. ¿Qué clase de mangas resultan más sencillos para trabajar y cuáles dan más quebraderos de cabeza? 

La suerte del corrector es que, normalmente, el trabajo duro lo lleva a cabo el traductor. Hablo de la documentación y de dar con el tono de la obra. Así que, una vez entro yo en acción, tengo menos dolores de cabeza. En consecuencia, lo más jodido para trabajar es la cantidad de texto. Cuando te enfrentas a un tomo estándar, de 176 a 192 páginas, si tiene más de 14.000 palabras sabes que vas a sudar. Claro que aquí entra el factor diversión: si el manga te gusta, no te importa tanto. Sarna con gusto… 

 6. ¿Existe colaboración o feedback entre traductores y correctores? Si es así, ¿en qué consiste? 

Es esencial que exista para hacer un buen trabajo, aunque me consta que no sucede en todas las empresas. En el caso de Daruma, los traductores suelen dejar comentarios en los documentos de texto para que el corrector los tenga en cuenta. También nos avisan por correo de aspectos generales o concretos importantes cuando mandan la traducción. Durante el trabajo, si necesito consultarles dudas, les doy un toque para solventarlo antes de entregar la revisión. Es un placer trabajar con profesionales como Ayako Koike y Jesús Espí, por nombrar a dos. 

7 .También ejerces de redactor en revistas infantiles, ¿cuál es tu tarea en estos casos? 

En marzo del 2006 entré en Estudio Fénix como redactor para ocuparme de las dos revistas de manganime que iba a realizar para Panini: Mega Hiro y Yukiko. Al cabo de casi 4 años, coincidiendo con el cierre de Mega Hiro - que aguantó 41 números-, me ofrecieron ser coordinador de publicaciones y en ello sigo (somos 3 coordinadores en la actualidad). Como tal, decido los contenidos de cada producto editorial, sea de traducción o de creación. Me ocupo de mandar a traducir los materiales o directamente de redactarlos. En la fase de maquetación, doy las indicaciones oportunas para el diseño de las páginas. Finalmente, envío la publicación a aprobar. Cuando hemos introducido los cambios que nos piden tanto el editor como la licencia, estamos listos para llevar la revista a imprenta. En la actualidad coordino 7 revistas, además de otras publicaciones puntuales. 

 8. ¿Cómo es un día típico en tu jornada laboral? 

En el estudio, el día se pasa entre redactar contenidos, escribir un puñado de correos electrónicos, dirigir el diseño de los artículos y reportajes, controlar que las distintas fases de realización avancen según el ritmo previsto y, ocasionalmente, participar en reuniones. Es bastante rutinario. Si me toca revisar manga o anime entre semana, tiendo a acostarme temprano para levantarme a las 5 o 5.30 y así trabajar sin ruido durante un par de horas. En fin de semana, me adapto a los horarios de mi pareja y, ejem, del partido del Barça. 

 9. De media, ¿cuántas horas dedicas al trabajo al día? ¿Queda tiempo para el ocio? 

Trabajo 40 horas semanales de lunes a viernes en el estudio. En casa, es variable. Puedo sumar 20 horas si tengo entre manos un proyecto complejo (guías, por ejemplo), pero también puedo pasarme varias semanas en blanco. Es en épocas de calma cuando me queda tiempo para el ocio. Veo series y películas, le meto caña a la 3DS o a la Wii U, salgo con mi pareja, quedo con los amigos... Eso sí, pase lo que pase, el viernes por la tarde es sagrado. Desde que salgo del estudio a las 14:30, me olvido del trabajo hasta el sábado por la mañana por mucha prisa que corra un encargo. 

 10. ¿Cuál es la mejor y la peor parte de tu trabajo? 

En revistas y coleccionables, lo mejor es poder escribir sobre temas que te gustan. Lo peor, el proceso de aprobación. Cuando te toca lidiar con una licencia tocapelotas, es un suplicio. ¡La mayoría de cambios que te piden son absurdos! En cuanto a manganime, me quedo con el disfrute de adentrarme en la historia según voy revisando páginas. Hay que pensar que soy fan previo de la mayoría de manga que reviso, y como no leo scans… Lo que no me gusta es ver lo minusvalorados que estamos los correctores. No aparecemos en los créditos, no siempre recibimos ejemplares de nuestro trabajo (yo le pongo la crucecita a la editorial y no le compro nada más, lo siento) y además se cree capacitado a cualquiera para ejercer esta tarea.

¿Queréis más? No os preocupéis, la entrevista no termina aquí, os emplazo a la semana que viene para conocer más secretillos y curiosidades del mundo editorial en la segunda parte de la entrevista. 

2 comentarios:

Mari viernes, julio 04, 2014  

¡Qué divertida debe ser tu vida! Me ha encantado saber un poco más de ti y de tu oficio.

RhapsodyRed sábado, julio 05, 2014  

Muy interesante la entrevista. Tengo ganas de leer la segunda parte :D

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP